lunes, 7 de noviembre de 2011

La depresión

La definición clínica de depresión  es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de tiempo prolongado.


Muchas veces habréis pensado que la depresión es algo que depende de uno mismo y que se puede solucionar con fuerza de voluntad. En cierto modo es verdad, pero no es del todo así.


Se ha demostrado que la depresión se produce cuando, en nuestro cerebro, desciende la actividad de noradrenalina o serotonina, dos neurotransmisores muy importantes en la regulación del estado de ánimo. Un evento negativo en nuestra vida, y que además está fuera de nuestro control puede favorecer este descenso.


Pero, ¿qué nos hace sentir mal? Aquí es donde entran los factores sociales. Las cosas que nos hacen felices o infelices no son siempre las mismas. Por tanto, lo que provoca este descenso noradrenalinérgico o dopaminérgico no siempre es el mismo. Depende del tipo de educación recibida, el tipo de sociedad donde nos hayamos criado (individualista o colectivista), el estatus que tengamos en esa sociedad, etc.


Incluso si se produce este descenso de actividad de los neurotransmisores, puede que no tenga efectos en nuestro estado de ánimo, ya que hay gente más vulnerable a estos cambios fisiológicos. 


Subrayo ahora la palabra "vulnerables". Por ejemplo, una persona puede sentirse desmoralizada, triste y tener autoestima baja (todos síntomas de la depresión) por una causa concreta y en un momento deperminado, como perder el trabajo. Esto producirá un descenso de noradrenalina y dopamina. Una situación más que favorable para padecer una depresión ¿verdad? Pues bien, al día siguiente podría despertarse animado y con fuerzas para buscar trabajo o, por el contrario acudir al medico de cabecera para pedir fármacos.


Lo que quiero decir es,  que nuestra vida mental es una interacción de factores biológicos y no biológicos (psicológicos, sociales, culturales, ambientales, etc.) por lo que es mas que relevante explicar esa interacción que centrarse en las variables biológicas. Hay que interpretar los actos del comportamiento en función del hombre como un todo.


Por último mencionar que hay muchos fármacos para tratar la depresión, pero deben utilizarse con receta médica y durante periodos cortos de tiempo ya que son muy adictivos y suelen causar efecto rebote. La mayoría actúan sobre los receptores anteriormente mencionados.


Pero, sin duda, la mejor receta para no padecer esta enfermedad del primer mundo, es tomarse la vida con calma y filosofía, tratando de centrarte en las cosas buenas que te pasan y buscar el lado bueno de las que no lo son tanto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

También te interesa:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...